fbpx

Quedan pocas semanas para la llegada de vuestro bebé y no se os ocurre mejor manera que compartir esta felicidad con vuestros seres queridos, haciendo una fiesta de nacimiento o lo que habitualmente conocemos como baby shower.

Motivos por los que organizar una baby shower

Hay varios motivos por los que es una gran idea recurrir a esta celebración estadounidense en la que despedimos la bella etapa del embarazo y damos la bienvenida al futuro bebé.

Os contamos algunos de ellos:

  • Es el momento perfecto para recibir los regalos que los familiares y amigos quieran hacer al bebé. Si además confeccionáis una lista de nacimiento, os permitirá organizaros con todas las cosas que os falten para su llegada.
  • Es una excusa perfecta para reunir a toda la familia. Y es que, ¿a quién no le gusta una fiesta?
  • Es un momento de relajación y apoyo, antes de la llegada de vuestro bebé.

¿Quién organiza la baby shower?

Lo tradicional es que lo organicen las personas más cercanas a la futura mamá. En algunas ocasiones puede resultar un poco estresante que se encarguen los futuros papas de esta tarea. Además, el factor sorpresa sobre la temática, el decorado, los asistentes y los regalos siempre se agradece.

En otras ocasiones, son los propios padres los que deciden que quieren encargarse de todos los preparativos. Es un buen motivo para distraerse de los nervios del parto y preparar la fiesta a gusto de los padres.

Una última opción y cada vez más demandada es contar con una agencia de organización de eventos. Puede ser de gran ayuda si no dispones de tiempo o conocimientos.

¿Cuándo se organiza una baby shower?

Lo ideal es organizarla entre ocho y seis semanas antes de la llegada del bebé. Si nos aproximamos a la fecha de parto, puede ocurrir que se adelante el nacimiento y tengamos que posponer la celebración. Lo cual, no sería mayor problema, pero habría que reorganizarlo todo.

Por estas fechas ya sabrás el sexo de tu bebé y podrás organizar la temática de la baby shower en torno a ello. También facilitarás la elección de los regalos a los asistentes y te dará tiempo a organizar su habitación con todos los regalos que te hayan hecho.

Otro de las incógnitas, es la hora de la celebración. Muchos aprovechan la hora del té para la fiesta. Es un buen momento para preparar cosas deliciosas sin complicarse la vida.

¿Qué necesitas para organizar una baby shower?

  • Elegir el lugar de celebración. Debe ser un lugar cómodo para disfrutar al máximo de ese día.
  • Elegir la temática. Toda baby shower gira en torno a una temática. La comida, decoración y los looks de los invitados pueden acompañar.
  • Prepara un picoteo rico y acorde con la temática.
  • Busca juegos para pasar un rato divertido y diferente. Algunas ideas, hombres embarazados, carrera de cambio de pañales, medir la barriguita de la futura mamá, cata a ciegas o carrera de biberones ¿habrá premios para los vencedores?
  • No te olvides preparar un recuerdo del gran día, para agradecer a los invitados su asistencia.

Y, por último, ¡ganas de pasarlo bien!