fbpx

Hemos tenido el placer de entrevistar a Irene y Noelia de Espacio Babú. Un espacio emocional en el que todo está bien, donde compartir experiencias, dudas y preocupaciones sobre la crianza de tus niños/as, en este mundo lleno de informaciones contradictorias.

Irene y Noelia son pedagogas especializadas en el juego y desarrollo del niño/a en los primeros años de vida. Y les hemos preguntado por algunas dudas que nos suelen surgir tras tener a nuestro bebé.

El primer año con un bebé hasta que te conoces, normalmente es duro y más cuando eres primeriza ¿qué consejos nos dais para sobrellevarlo?

El primer año de maternidad implica muchos cambios. Tras nueve meses de embarazo por fin conoces a tu bebé. Este precioso encuentro, la primera mirada, surge con el parto, que conlleva un cambio muy grande en la mujer, tanto físico como emocional.

Las primeras horas de vida del bebé son muy importantes, el piel con piel, las caricias…respirar amor y tranquilidad. Cuando nace un bebé, de repente aparece en un ambiente desconocido e inseguro para él. Reconocerá rápidamente a mamá y necesita estar muy cerquita de ella.

Sin embargo, no siempre es posible que esto se lleve a cabo por inconvenientes que pueden surgir en el parto. A veces, no es como esperábamos y hacerse a la nueva situación es duro.

Después, poco a poco, mamá y bebé se irán conociendo, se irán haciendo el uno al otro. Averiguar cuando tiene hambre, qué le pasa cuando llora…

Hay muchas cosas que no nos cuentan de la maternidad como lo difícil que es conciliar este primer año de vida ya que cuando te estás haciendo a ser madre, cuando el bebé empieza a estar más despierto, a jugar más, te toca reincorporarte al trabajo y esto es otro de los duros momentos del primer año.

Por eso, nosotras recomendamos hacer tribu, poder juntarte con otras mamás y papás que estén pasando por lo mismo y con los que puedas compartir la crianza, nos parece fundamental. Así, en Espacio Babú, creamos “Babú bebé”, un grupo en el que sentirte acompañada.

Hay bebés que solo se duermen en brazos o en el pecho ¿es bueno?

Las caricias siempre son buenas, y mostrarte atento/a ante las necesidades de tu bebé es indispensable. Ahora bien, también es importante que poco a poco aprendan a calmarse solos. Esto les da autonomía y confianza en sí mismos, tan necesaria para el proceso de individuación y autoestima. Por eso, es mejor pasarle a su cuna cuando se esté quedando dormido/a en tus brazos, no cuando esté dormido/a del todo. Así, se enterará que está en su cuna y si se despierta puede volver a dormirse solito/a.

Dejar el pañal ¿es cuestión de edad o de madurez?

Ambas son importantes. Nosotras siempre decimos que la edad mínima para decir adiós al pañal es de 27 meses. Pero lo más importante es la madurez del niño/a. Han de evaluarse aspectos emocionales, fisiológicos y cognitivos.

Por ejemplo, saltar con los dos pies juntos es un indicio de que físicamente está preparado/a para dejar el pañal. Pero no nos podemos quedar solo con esto, hay que ver que sea el momento perfecto. Y de verdad, si tenemos en cuenta todas las señales, dos o tres escapes serán todos los que tendremos que pasar.

Si un niño tiene mucho carácter ¿cómo gestiono sus rabietas?

Tenemos que entender que las rabietas son una etapa más en su desarrollo. Es algo normal y por lo que todos/as tienen que pasar.

Cuando tu tienes un disgusto o te enfadas con un amigo, verdad que no te dice: “Ahí te quedas y cuando dejes de llorar, vienes”. Esto no es el mejor acompañamiento. En una rabieta, el/la niña se siente abrumado y aun no distingue bien sus emociones, por eso es de vital importancia ir poniendo nombre a todas las emociones del día a día.

Lo más importante en estos momentos de rabieta es acompañarle, ponerse a su altura y preguntarle si quiere un abrazo. Lo más importante es: QUEDARNOS A SU LADO.

¿Dónde está el equilibrio entre ser unos buenos padres o «sobrevivir»?

Para cada familia el equilibrio es diferente, porque depende de múltiples factores.

Desde las vivencias vividas, cómo cada uno entiende el concepto de m/padre, cómo cada uno tenga integrado su propio niño/a interno…

Lo más importante es el tiempo de calidad y no de cantidad. Nosotras siempre decimos que cada madre o padre es el mejor que podría haberle tocado a este niño.

Pues con la implicación y ternura que brindamos a nuestros hijos, ya es más que suficiente.

¿Cuándo empieza a gatear un bebé? ¿Es bueno motivarle?

Depende de la evolución de cada niño/a.

No debemos comparar. Lo más importante no es cuándo sino el qué. Un buen gateo proporcionará a tu hijo/a múltiples beneficios como la agudeza visual, correcta postura corporal, autonomía, autoestima, etc.

Es importante proporcionarle un ambiente adecuado y con juguetes adecuados a su edad para incentivar que gatee.

Si un bebé empieza a andar más tarde de lo normal ¿me tengo que preocupar?

Habrá que ver otros indicios. Si el bebe ha gateado correctamente, lo más normal es que no haya ningún problema. No obstante, habría que evaluar más aspectos relacionados con la motricidad gruesa, vínculo afectivo, etc.

En Espacio Babú los hitos de desarrollo son importantes pero lo fundamental es la edad de desarrollo. Nuestra atención individualizada analiza la evolución de cada niño/a y con ello, el completo desarrollo familiar.